Al igual que ocurre con un MOD, podríamos decir que el atomizador reparable es la evolución de un claromizador típico. Este modelo de atomizador debe su nombre a la posibilidad de crear o reemplazar la resistencia. El usuario puede hacer su propia resistencia usando diferentes materiales como algodón, malla, hilo kanthal, fibra, etc.

Los atomizadores reparables se dividen en dos grupos RBA (Rebuildable Atomizer) y RDA (Rebuildable Dripping Atomizer ). Mientras que en un RBA contamos con un depósito para almacenar nuestro e-líquido en un atomizador RDA el rellenado manual es directo a la mecha del atomizador, y por eso es un atomizador para vapeo en seco o dripeo.

Elegir entre un tipo u otro puede ser una cuestión de gustos, necesidad o comodidad. En Vapo.es, te ofrecemos una selección de algunos de los modelos más conocidos del mercado. Conozca nuestros atomizadores reconstruibles aquí.