Para los vapeadores, ajustar el golpe de garganta a sus preferencias es el mayor reto. ¿Cómo conseguir un golpe de garganta similar al de un cigarrillo? ¿Qué tipo de e-líquido debo usar si quiero un golpe suave?

Por suerte, conseguir el tipo de golpe de garganta que estás  buscando es realmente sencillo. Existen seis puntos importantes a tener en consideración, pero aquí tenéis un par de resúmenes sobre cómo cualquiera puede obtener un golpe de garganta más potente o más suave simplemente siguiendo las claves principales:


Para conseguir un golpe de garganta potente:

1. Utiliza un líquido con más nicotina. Más nicotina es igual a un golpe de garganta más potente. Sencillo.

2. Escoge una mezcla con mayor-PG: si dispones de un tanque sub-ohmio y un MOD, una mezcla aproximada de 50/50 PG/VG es suficiente, para un sistema con tanque básico, debes buscar un puntito superior de PG (como 70PG).

3. Aumenta la potencia o la temperatura: una mayor potencia o una temperatura más elevada amplificará el golpe de garganta preexistente y añadirá uno totalmente nuevo.

4. Prueba un líquido mentolado: el mentol incrementa el golpe de garganta, así que si es una prioridad, prueba algunos sabores mentolados. Las mezclas cítricas también pueden ir bien.

5. Disminuye el flujo de aire: menos flujo de aire conlleva una mayor concentración, un vapeo más caliente y esto se traduce en un golpe de garganta más potente.

6. Utiliza una mecha distinta: el algodón tiene muchas ventajas, pero si realmente te cuesta conseguir un golpe potente, prueba con una mecha de otro material para darle a tu golpe de garganta un mayor impacto.

Para obtener un golpe de garganta más suave:

1. Disminuye la potencia de la nicotina: es posible que necesites vapear un poco más para quedarte satisfecho, pero una menor potencia en la nicotina consigue un golpe de garganta más suave.

2. Utiliza líquidos con un mayor VG: la VG es genial para la nube, pero el golpe de garganta es realmente suave con más del 70% de Glicerina Vegetal.

3. Reduce tus ajustes de potencia: el vapeo de baja intensidad mantiene un vapor fresco y un golpe de garganta suave.

4. Escoge un sabor dulce: los e-líquidos dulces, cremosos o con sabores a repostería normalmente ofrecen un golpe de garganta suave. Los de tabaco y café pueden tener también el mismo efecto.

5. Abre el flujo de aire: un mayor flujo de aire refresca el vapor y lo vuelve menos concentrado, reduciendo así el golpe de garganta.

6. Mantente fiel a las mechas de algodón: el algodón ofrece un golpe de garganta delicado, siendo menor que las mechas de otros materiales.