1. 1.       Estarás menos ansioso

Aunque los fumadores piensen que fumar un cigarrillo puede ayudar a calmar los nervios, una investigación británica publicada a principios de este año sugiere que dejar de fumar es lo que realmente reduce la ansiedad en un plazo más largo.

 “Las personas que llegan a la abstinencia experimentan una marcada disminución de la ansiedad, mientras que aquellas que no abandonan el consumo llegan a padecerla a largo plazo”, escribieron investigadores en un estudio publicado en la British Journal of Psychiatry, según reportó CBC News.

De igual forma, una investigación del 2010 de la revista Addiction mostró que el estrés percibido se reducía en personas que dejaban de fumar por un año, luego de haber sido hospitalizados por problemas del corazón.

2. Tu boca lo agradecerá

Abandonar el hábito de fumar puede disminuir drásticamente el riesgo de contraer problemas dentales como caries o enfermedad de las encías, e incluso algunas más peligrosas como el cáncer bucal, reveló un estudio del Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades.

HealthDay reportó que comparados con los fumadores de tiempos atrás, los de hoy son casi dos veces más propensos a desarrollar al menos tres problemas en la cavidad oral.

3. Tu vida sexual será mucho mejor

He aquí una razón relacionada con tu cama para que dejes de fumar: investigaciones afirman que existe un vínculo entre fumar y el poco deseo sexual tanto en hombres como en mujeres. Estudios publicados en 2008 en Journal of Sexual Medicine revelan que la nicotina puede afectar incluso la excitación de féminas y varones no consumidores.

Pero si esto todavía no te convence, préstale atención a la que sigue:

4. Salvarás tu piel

Si quieres que tu piel esté lo más saludable posible entonces es mejor que abandones el hábito de fumar. WebMD señala que consumir tabaco afecta el tono de tu piel, promueve su flacidez y por supuesto, causa esas horribles arrugas en el área de los labios.

La Sociedad Estadounidense de Cirugía Plástica Estética advierte que incluso un mes y medio después de dejar el cigarro tu piel comenzará a lucir mucho mejor.



5. Tendrás más mechones

Si te gusta tu pelo, quizás sea tiempo de que apagues tus cigarrillos. Algunas investigaciones han vinculado el hábito de fumar con el riesgo de padecer de calvicie.

BBC News reportó en el 2007 un estudio  de los Archivos de Dermatología que decía que además de otros factores que promueven la pérdida del cabello como la edad y la raza, un consumo excesivo (al menos 20 cigarrillos diarios) incrementa el riesgo de calvicie, mientras WebDM daba cuenta de una publicación del 2011 que demostraba que fumar, beber y los genes constituían factores de riesgo para la pérdida de vello.

6. Tu estado de ánimo mejorará

Este es un beneficio muy bueno: abandonar el hábito de fumar puede hacerte una persona más feliz, según confirma un estudio de Brown University.

Los investigadores demostraron que los fumadores nunca fueron tan felices como cuando dejaron de consumir, incluso si más tarde tuvieron una recaída.

7. Vivirás más tiempo

Abandonar el hábito de fumar puede permitirle a las mujeres vivir una década más, reveló un estudio del 2012 publicado en The Lancet.

Los investigadores encontraron que mientras más fuman las mujeres más se incrementa el riesgo de una muerte prematura, incluso las fumadoras  “leves” (aquellas que consumen de 1 a 9 cigarrillos diarios) doblan en probabilidades a las no fumadoras.

 “Si las mujeres fuman como hombres, morirán como hombres, pero, sin importar el género, aquellos que dejan el cigarro al llegar a la madurez, ganarán cerca de 10 años más de vida”, declaró Sir Richard Peto, investigador de la Universidad de Oxford.

8. Incrementarás las probabilidades de quedar embarazada

Si estás tratando de concebir una de las mejores cosas que puedes hacer es abandonar el hábito de fumar. NBC News nos dice que las fumadoras tienen un 60% más de probabilidades de ser infértiles si se les compara con las no fumadoras. Fumar tiene una estrecha relación con los abortos espontáneos, según NBC News.

9. Disfrutarás más lo que comes

Si no te gusta la comida blanda, entonces no fumes. Un pequeño estudio del 2009 con soldados griegos demostró una asociación entre fumar y terminar con papilas gustativas más lisas, según una declaración de la investigación.



10. Tus resfriados no serán tan terribles

Los síntomas leves del catarro podrían volverse peores para los fumadores, afirman investigadores de la Universidad de Yale. Los descubrimientos, publicados en el 2008 en la Journal of Clinical Investigation, mostraron una reacción exagerada de los sistemas inmunológicos  expuestos al humo de los cigarrillos cuando se presentaban virus similares al del catarro.

 “La respuesta antiviral de los ratones expuestos al humo de cigarrillos no solo fue defectuosa, sino también hiperactiva”, declaró el Doctor Jack A. Elias. “Estos descubrimientos sugieren que los fumadores no se meten en problemas porque no pueden deshacerse del virus, sino porque reaccionan exageradamente ante él.