Durante los últimos 9 años, la industria de los cigarrillos electrónicos ha producido alrededor de 400 marcas diferentes y ha obtenido ganancias por unos 3 mil millones de dólares. A pesar de su éxito  esta experiencia tan popular no ha estado exenta de controversias y varios intentos para su regulación.

La OMS emitió un nuevo informe que contenía los siguientes intentos de regulación:

 

 

  • Impedir su promoción entre no fumadores y jóvenes;
  • Minimizar los riesgos potenciales para la salud de quienes usan o no los cigarrillos electrónicos;
  • Prohibir reclamaciones sin fundamentación sobre daños a la salud provocados por los cigarrillos electrónicos; y
  • Proteger los esfuerzos existentes para el control del tabaco con relación a los intereses comerciales o de otra índole de la industria tabacalera.

El informe afirma que estas regulaciones son necesarias porque los cigarrillos electrónicos representan “una frontera en desarrollo rellenada con promesas y amenazas para el control del tabaco.”

El informe también afirma que se necesitan más investigaciones en varias áreas con relación al uso de los cigarrillos electrónicos y que las autoridades de esa organización están muy preocupadas por la promoción de ciertos sabores como frutas y caramelos que según ellos pudieran tener un impacto negativo entre los jóvenes.

Otras de las conclusiones del informe es que la OMS cree que no existe suficiente evidencia que demuestre que los cigarrillos electrónicos puedan realmente ayudar a que una persona deje de fumar. 

Sólo el tiempo dirá cuál será el futuro de estos intentos de regulación.  En octubre habrá una reunión en Moscú para discutir acerca de los últimos descubrimientos sobre el informe de la OMS.

Sea cual sea el resultado de estos intentos de regulación, en VAPO mantenemos nuestra creencia de no venderle nunca a nadie con menos de 18 años.

Para conocer más acerca de nuestros cigarrillos electrónicos, visite: vapo.es. ¡Esperamos que te conviertas en uno de nuestros clientes satisfechos!