Es nuevamente la época del año cuando acaba el invierno y sale el sol finalmente de nuevo. Tal vez comiences a mirar alrededor dentro de tu casa y pienses que tengas que hacer una limpieza general. Si eres un vapeador, también deberías considerar hacerle una limpieza general a tu cigarrillo electrónico.

Los cigarrillos electrónicos no son perfectos.  A veces el líquido se traba y ensucia el claromizador por dentro, la batería puede ensuciar la parte de la rosca, y hasta puede dejar que tu cigarrillo electrónico funcione debido a una falta de limpieza en general. Existen unas cuantas cosas que pueden desacelerar tu cigarro electrónico que impidan que funcione de forma óptima.

A continuación te explicamos algunos consejos rápidos y fáciles para hacerle una buena limpieza a tu cigarro electrónico.

La Batería

Es esencial limpiar la conexión entre la batería y el claromizador. Es allí donde puede haber mucho polvo, restos de líquido y suciedad. Se recomienda que hagas esto por lo menos una vez a la semana.

Este es un paso muy importante también, porque la conexión entre la batería y el claromizador necesita ser fuerte para que funcione apropiadamente.

Algunas personas utilizan un paño liviano húmedo, un algodón o mientras que otras utilizan un hisopo con alcohol para limpiar esta zona.

El Claromizador (Vaporizador)

Es recomendable limpiar también el claromizador del cigarrillo electrónico. Para limpiar el interior del claromizador, vacíalo de cualquier líquido que pueda contener quitando la boquilla y dejando salir el líquido que tenga

Llena el claromizador hasta la mitad con agua o vodka. Pon los dedos a ambos extremos del claromizador y sacúdelo fuertemente

Tira el líquido y déjalo secar boca abajo durante unos 30 minutos.

Vuélvelo a llenar con más e-líquido y disfrútalo

Mientras hagas una buena limpieza general de estas dos partes importantes del cigarro electrónico, tendrás seguridad de que tu dispositivo dure más y funcione mejor.