Tan solo por cambiarse a los cigarrillos electrónicos, los fumadores pueden hacerle un favor al medio ambiente. Los cigarrillos tradicionales, por lo general, son uno de los elementos más contaminantes en el mundo. Hecha aquí un vistazo a las formas en que los e-cigarrillos ayudan a la tierra, porque si hay un sitio donde las colillas de cigarrillos no pertenecen, es en el medio ambiente.

-Son reutilizables. Tener un producto reutilizable significa en general que menos se consume y no produce tanta basura.

-Ser Reutilizable también supone que hay una ruptura en el ciclo sin fin de los cigarrillos tradicionales y el flujo constante de basura. Un paquete al día contribuye a 20 colillas de cigarrillos desechadas al día. O 140 por semana, por persona, de cualquier forma en que se deshaga de ellas.

- Las botellas de e-líquido, de plástico o de vidrio, pueden ser recicladas con facilidad. El e-líquido es una opción muy económica para los fumadores y también tiene la ventaja de ser amigable con el medio ambiente contrario a los cigarrillos tradicionales.

-Dado que son menos propensos a ser desechados de forma irresponsable, los cigarrillos electrónicos y los cartuchos corren menos riesgo de terminar siendo un problema para el medio ambiente. A diferencia de los cigarrillos tradicionales, que muy a menudo son consumidos por las aves y los peces, los e-cigarrillos son menos probables que se arrojen al entorno y se confundan con alimento.

Si bien el concepto de la tecnología del e-cigarrillo perfectamente "verde" todavía no se ha desarrollado, en lo que respecta al consumo de tabaco, los cigarrillos electrónicos son claramente la opción más responsable. Los cigarrillos tradicionales son problemáticos en muchos niveles y cuando tienes la disponibilidad y la opción de vapear, con dispositivos más limpios, más amigables con el planeta, ¡no hay razón para seguir con el tabaco por más tiempo!