Vapear muchoMuchos vapeadores a menudo se preguntan si se puede vapear todos los días continuamente —es una pregunta que nos ha venido a todos cuando nos introducimos en el mundo del vapeo y los vaporizadores—. La pregunta es totalmente normal y proviene de la pura satisfacción que obtienes al usar dichos aparatos y los e-líquidos de sabores. Es difícil no querer vapear debido al placer que obtienes al hacerlo, pero ¿podemos hacerlo todos los días y a todas horas? En este post nos ocupamos precisamente de eso.

Cuando fumábamos cigarrillos de tabaco, el proceso era muy distinto al de cómo se vapea. De hecho, una vez que pasas unos minutos fumando un cigarrillo, es habitual tener que esperar entre 30 minutos y una hora o más, antes de fumarse otro —a menos que seas un fumador compulsivo y quieras mirar a la muerte a la cara antes de tiempo—. No obstante, con el vapeo no es corriente comenzar una sesión y parar en cierto punto; en su lugar, vapeas a lo largo del día cuando más te conviene. No existe tiempo límite y puedes hacerlo tanto como desees.

El problema de fumar es que los cigarrillos están compuestos de multitud de agentes químicos, para ser exactos, más de 4.000. La razón por la que los cigarrillos son tan perjudiciales es debido a estos productos químicos, y cada vez que enciendes un cigarrillo, tu salud empeora. El líquido que se utiliza para el vapeo no contiene agentes químicos. Actualmente, los e-líquidos solo están compuestos por 4 ingredientes: Propilenglicol, Glicerina vegetal, Nicotina y aromatizante. Ya que ninguno de estos ingredientes está considerado dañino o perjudicial, salvo la nicotina, estás utilizando una alternativa menos perjudicial que no supone un riesgo por su uso continuado o sistemático.

Existen multitud de vapeadores actualmente que llevan vapeando durante años, diariamente y durante todo el día sin ningún problema en absoluto. Únicamente, hay algo que debes tener en cuenta —estás usando nicotina, que no es necesariamente buena para el cuerpo—. Dicho esto, si inhalas demasiada, puede provocarte nauseas, dolores de cabeza, puedes experimentar aturdimiento y sensación de mareo. La mejor manera de saber si estás ingiriendo demasiada nicotina o una cantidad a la que tu cuerpo no está acostumbrado, es buscar cualquiera de esos síntomas. Por ejemplo, si das una o dos caladas de un e-cigarrillo y te empiezas a sentir distinto a cómo te encuentras habitualmente, es posible que quieras rebajar la potencia de la nicotina.

Como apunte, siempre que inhalas cualquier cosa que no sea oxígeno no se considera seguro, y, dicho esto, hay que entender que vapear es meramente un alternativa a fumar y no se afirma que sea seguro, solo más seguro que los cigarrillos de tabaco. Las estimaciones actuales dicen que vapear es un 95% menos dañino que fumar cigarrillos tradicionales.

Si te preocupa tu salud por vapear demasiado, simplemente no vapees tanto. No obstante, si vapeas a menudo, no existen informes ni casos que supongan un riesgo, y estás haciendo lo que ya hacen la mayor parte de los vapeadores, vapear todos los días y todo el día