Dejar de fumar con ayuda del vapeo

Dejar de fumar

¿Dando el paso para de fumar con ayuda del vapeo? Aquí tienes algunos consejos

Si lo que estás buscando es dejar de fumar con el menor sufrimiento y estrés posible, es muy posible que hayas escuchado muchas de las ventajas del vapeo. Considerando que estudios oficiales han demostrado que es mucho más seguro que fumar cigarrillos en cuestión de riesgos de cáncer y enfermedades cardiovasculares, esta popular terapia de sustitución de nicotina ha crecido exponencialmente. No obstante, aunque pasar de fumar a vapear puede ser más fácil que sufrir el síndrome de abstinencia, aún existe un incómodo periodo de transición al que tenemos que acostumbrarnos. He aquí algunos consejos para pasar lo mejor posible esa transición.

Invierte en un buen dispositivo

Si lo que uno quiere es dejar de fumar, no tiene mucho sentido intentarlo con los cigarrillos más baratos que encontremos o con desechables. Mientras que estos pueden ser un buen apaño para sustituir a un cigarrillo cuando se te olvida el paquete de tabaco, muchos fumadores encuentran que necesitan algo con más potencia para saciarse y reemplazar a los cigarrillos y deshacerse de la necesidad de fumar. Aunque puede ser desalentador tener que gastar algo más de dinero en un modelo avanzado de cigarrillo electrónico, es más probable que te resulte efectivo que uno de los más básicos.

Encuentra tu sabor

Una de las mejores cosas que tiene el vapeo es que, de pronto, no estamos limitados por el horrible sabor del tabaco. Los e-líquidos vienen con gran variedad de sabores, desde los aromas tradicionales a tabaco, a mezclas afrutadas o incluso a tus postres favoritos. No te preocupes si todo esto parece abrumador al principio —a la mayoría de iniciantes les lleva cierto tiempo encontrar el aroma que más casa con ellos—. Es buena idea encontrar una tienda de vapeo que te permita probar algunos sabores antes de comprarlos, para conseguir una mejor idea de las preferencias basadas en tus gustos.

Aprende las cosas básicas

Para muchas personas que se inician en el vapeo, no hay nada peor que una resistencia que se te quema o algo que va mal con tu dispositivo y no sabes cómo arreglar. Lo último que quieres es terminar volviendo a los cigarrillos porque el sabor que tienes es horrible o no produce vapor. Tómate tu tiempo aprendiendo las cosas básicas, como cómo reemplazar las resistencias y limpiar tu atomizador. Esto te ayudará a que todo sea más fácil cuando te pasen estas cosas y te pondrá rápidamente a volver a crear nubes de vapor.

Reduce la nicotina de manera gradual

Cuando pasas de fumar a vapear, muchas personas comenten el error de buscar el menor nivel de nicotina posible. Sin embargo, esto puede llevarte a sufrir ansiedad por la falta de nicotina y a hacer que te sea más difícil de llevar. No hay que avergonzarse por empezar con el nivel más alto de nicotina que necesite tu cuerpo y te permita tu dispositivo e ir rebajando gradualmente el nivel de nicotina cada, por ejemplo, dos semanas, para reducir tu dependencia a ella poco a poco.

Encuentra una iniciativa

Por último, tener algo de iniciativa extra puede ayudarte a permanecer con mayor determinación para conseguir este gran paso. Por ejemplo, puedes descargarte apps que cuenten cuando dinero te estás ahorrando y controlar tus mejoras en la salud después de hacer el cambio, lo que puede resultar de gran ayuda para mantenerte motivado.

2018-02-09 12:33:00 Dejar de fumar con ayuda del vapeo https://vapo.es/blog/dejar-de-fumar-con-vapeo/ VAPO.es