Uno de los pocos inconvenientes del vapeo es el costo del e-líquido. Si empleas una configuración sub-ohm fácilmente puedes acabarte 10 ml en un día. Estos costos pronto pueden acumularse, en especial si eres un fan de marcas Premium como The Milkman, ANML Vapors y Marina Vape.  

No te agobies, existe una solución para ese problema: hacer tu propio e-líquido. Hacer el líquido por cuenta propia es un pasatiempo en rápido crecimiento - e incluso una moda - para muchos vapeadores. Con un poco de orientación puedes hacer tu mezcla para vapear tan buena como cualquier e-líquido comprado en una tienda, a una fracción del costo y con un control total sobre los niveles de nicotina y PG/GV. Aquí tienes nuestra guía fácil de seguir sobre cómo hacer tu propio e-líquido casero de alta calidad.

¿Qué Necesito para Hacer Mi Propio E-Líquido?

Necesitarás comprar algún kit para comenzar, pero pronto recuperarás tu inversión con lo que ahorres. De primero, necesitas cuatro componentes que componen cualquier líquido para vapear:

Propilenglicol (PG) – Conocido también como PG. Si vapeas sub-ohm, necesitarás una base con menos concentración de este componente. El propilenglicol es responsable por dar el "golpe de garganta" al vapear. La Administración de Alimentos y Medicamentos Estadounidense (FDA) ha determinado que el propilenglicol es “considerado como seguro”. Es un componente saborizante de bebidas y alimentos. Cerciórate que sea de uso farmacéutico, sin aditivos.

Glicerina Vegetal (VG) – Abreviado como VG. Esto sin duda compondrá la mayor parte de tu e-líquido en particular si vapeas sub-ohm. Se utiliza como base del e-liquido para la producción del vapor denso, sin glicerina prácticamente no se podría generar vapor. Esta sustancia está reconocida científicamente como segura para el consumo humano. Nuestra recomendación es que compres 100ml de uso farmacéutico para comenzar.

Nicotina – Es importante comprar nicotina de buena calidad. Se degrada rápidamente cuando entra en contacto con el aire, se oscurece el color y toma un sabor picante, así que asegúrate de que tu nicotina sea clara. La nicotina usualmente está mezclada en una base de PG, VG o PG/VG, en diferentes proporciones. De esta forma es más fiable y seguro comprar bases que incluyan nicotina.

Aromas – Esto determina el sabor final de tu e-líquido. Hay miles de aromas para escoger, los cuales pueden ser combinados para crear sabores únicos. Podrás encontrar en el mercado muchas marcas de aromas. Decadent Vapours y FlavourArt son algunas de las más conocidas.

Jeringas – Si estás mezclando por volumen, necesitarás una selección de jeringas. Recomendamos conseguir algunas jeringas de 10 ml para la base, así como una variedad de jeringas de 1 ml para los aromas.

Botellas para E-líquido – Para los primeros experimentos, compra una selección de botellas plásticas de 10 ml para probar recetas y algunos botes de 50 ml para crear grandes cantidades de tu e-líquido casero favorito. Son baratas y se hallan en cualquier parte.

Etiquetas – Compra algunas etiquetas adhesivas baratas para escribir los detalles antes de pegarlas en la botella.