Vapear, el método preferido para dejar de fumar

 Vapear para dejar de fumar

Dejar de fumar es difícil, y todo aquel que lo ha intentado sabe que es un proceso en el que hay que averiguar el método que mejor le funciona a uno. Durante años, el Centro de Control de Enfermedades de EEUU (CDC –siglas en inglés) y de Prevención han investigado sobre cuál es el método más efectivo para reducir la causa de enfermedades asociadas al uso del tabaco.

En un reciente informe, el CDC ha sido reacio a conceder un punto en el que la industria del vapeo ha lleva defendiendo durante años: vapear es la herramienta más popular y efectiva entre las terapias de reemplazo de nicotina —incluyendo los parches de nicotina, chicles de nicotina, y diversos medicamentos de farmacia—.

El CDC ha sido, hasta ahora, notablemente reacio a afirmar algo en positivo sobre el vapeo. No obstante, sus más recientes hallazgos muestran que la agencia puede estar en la parte equivocada de la historia en lo que se refiere al vapeo como herramienta para dejar de fumar.

Visión General

El informe lleva por título “Métodos para dejar de fumar utilizados por fumadores adultos, 2014-2016” (Quit Methods Used by US Adult Cigarette Smokers, 2014–2016). El propósito del estudio era evaluar diez métodos distintos para dejar de fumar y determinar cuál era el más efectivo. El estudio consistía en una encuesta online entre 15.943 fumadores actuales intentando dejarlo; los hallazgos publicados incluyen las siguientes estadísticas:

- El 74,7% de los encuestados afirman haber probado distintas terapias de sustitución de nicotina simultáneamente durante su último intento de dejar de fumar
- El 65,3% han intentado el método de la terapia de choque
- El 62% se han centrado en reducir el consume de cigarrillos en lugar de en dejarlo.
- El 35,3% han intentado reducir su ingesta de cigarrillos sustituyéndolo por el vapeo hasta cierto punto
- El 24,7% afirman haber dejado completamente de fumar al pasarse al vapeo.
- El 25,4% afirman haber intentado una o más terapias de sustitución de nicotina (parches de nicotina, chicles de nicotina, pastillas) con cierto grado de éxito.
- El 15,2% admiten haber solicitado ayuda médica en sus esfuerzos por dejar de fumar.
- El 12,2% admiten haber utilizado medicación prescrita por un facultativo médico.Ç- El 7,1% han utilizado sitios web para dejar de fumar e información online para ayudarse a reducir su adicción al tabaco.
- El 5,4% han utilizado servicios telefónicos de ayuda para dejar de fumar

Resultados

Según los resultados, la cantidad de fumadores que han confiado en el vapeo para dejar de fumar o reducir su consumo diario de cigarrillos combinado es del 60%, sobrepasando de lejos a otros métodos de sustitución de nicotina como parches y chicles por un 35%, y superando a la combinación de la ayuda médica y la medicación por un 30%.

Siempre reacios a elogiar al vapeo, el informe hace una afirmación poco alentadora sobre el uso de los cigarrillos electrónicos como método para dejar de fumar. Como de costumbre, el CDC prefiere defender una conexión entre los cigarrillos electrónicos y el tabaco, en lugar de ver el vapeo como una herramienta para dejar de fumar.

“No existe una evidencia científica concluyente de que los cigarrillos electrónicos sean efectivos en dejar de fumar a largo plazo. Los cigarrillos electrónicos no están aprobados por la FDA como método de ayuda para dejar de fumar. Los medicamentos aceptados por la FDA han ayudado a los fumadores a dejarlo, en muchos ejemplos doblando la probabilidad de éxito. Como conclusión, encontramos que los fumadores que se pasan a los cigarrillos electrónicos o a cigarrillos “blandos” no lo están dejando completamente. Dichos fumadores no están dejando completamente de fumar”.

No obstante, en este caso, los números hablan por sí mismos.

https://cdn.vapo.es/static/version1534518967/frontend/Vapo/default/es_ES/assets/images/logo.png 2018-03-09 08:16:27 Vapear, el método preferido para dejar de fumar https://vapo.es/blog/vapear-para-dejar-de-fumar/ VAPO.es